Blogia
Lo importante no es la caida, es el aterrizaje(La Haine).

La rutina

 

Resulta que las cosas que repetimos constantemente, terminan recibiendo una cantidad ingente de calificativos.

 

Resulta que los finlandeses tienen doscientas y pico formas de llamar a  un reno. Lo cotidiano siempre termina inflingiendo repetición*.

 

¿Cuantas manera tenemos de llamar a la polla nosotros?

 

Los esquimales son capaces de distinguir nosecuantas tonalidades de blanco. Nosotros cuatro o cinco*.

 

Mientras éramos dominados por la tierra, distinguíamos nosecuantas divinidades. Cuando empezamos a depender de nosotros mismos. Creamos la nuestra propia. Es lógico, de quien dependemos del hombre. Pues ese es el que nos tiene que librar y mejor crearlo parecido.

 

Todo gira en torno a nuestra cotidianidad. Piensa en lo que quieras, todo encaja.

 

Excepciones, siempre las hay. Menos mal, joder.

 

Esas mismas excepciones son las que posibilitan el cambio. Ese cambio que se produce cuando lo normal hace de reaccionante de ideas.

 

En el fondo a la mayoría nos gustaría ser diferentes, siempre ha sido el detonante de la creación y el cambio. Pero a la vez también nos emociona y mucho, integrarnos con nuestra rutina.

 

Es importante reconocer tu rutina. Puede que exista gente que sea la ostia, pero creo que todos estamos en mayor o menor manera metidos en una rutina. Como en casi todo, depende de la cantidad. Por desgracia, menos mal que a veces esas mismas excepciones favorecen que existan personajes capaces de disfrutar de las pequeñas cosas. Esas que no cuestan en dinero, pero si necesitan de sensibilidad. Sensibilidad para poder apreciar lo importante de una mirada hacia un segundo agradable para uno mismo. Seguida de un esbozo de sonrisa por la sensación tan plena de quien lo disfruta.

 

Es de los mayores dopantes de alegría que puedan existir.

 

Existe la rutina. Pero también existen las excepciones. O las situaciones excepcionales.

 

Quien cojones sabe... Solo tú. Tú, porque necesitas felicidad. Porque si no existe la creas. No es ser más sensible, es ser más sensato. Y práctico.

 

Todo lo que genere proyección hay que fomentarlo. Y nunca despreciarlo.

 

Nada mejor que pasar una época mala para darte cuenta de lo interesante que resulta pensar. Y cuando piensas...  cuando VIVES, coño.

 

Un saludo a todos... A todos.

 

* Los asteriscos son simplemente para indicar que me centro en la idea. Y no en el dato, sé que la cantidad es algo parecido, pero no sé el exacto.

 

Yo no quiero exactitud. No existe, en el momento que no la necesitas.

 

Eso si que es rutina. Ser exacto.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres